Por primera vez en su historia la Peña Sport asciende a Segunda División B ¡¡¡AUPA PEÑA!!!

Artículo de Diario de Navarra 26-06-200

La Peña Sport alcanza su sueño
El conjunto de Tafalla escribe una página histórica en su 75 aniversario tras los nueve fallidos intentos anteriores

ENDESA ANDORRA
PEÑA SPORT

ENDESA ANDORRA: Pedro; Aso, Almazán, Abián, Fuertes (Aguas, m.49); Padilla, Óscar (Pardillos, m.60), Oliveros, Roberto; Chus y David Moreno (Manolo, m.60).

PEÑA SPORT: Aldave; Malo (Alberto Murillo, m.60), Mugueta, Ilundáin, Tomi; Casellas, Amátriain, Berriozábal (Azpilicueta, m.49), Fran, Óscar Murillo; y Carlos (Muez, m.67).

ÁRBITRO: Aguilar Rodríguez, del colegio catalán. Mostró tarjetas amarillas por parte local a Oliveros y Aso, y por la Peña Sport, a Malo. En el 58, Roberto vio la roja por una dura entrada.

GOLES: 0-1 (m.31): Amátriain culmina un centro de Óscar Murillo desde la izquierda. 0-2 (m.87): Muez roba un balón al meta local y a puerta vacía sentencia el encuentro.

INCIDENCIAS: tarde calurosa en Andorra. Terreno de juego en buen estado. Se desplazaron cerca de 300 aficionados tafalleses,ascenso1.jpg (15366 bytes) que no pararon en ningún momento de animar. La afición puso una pancarta en una de las bandas en la que se leía: "La afición saluda al campeón. Aupa Peña". Entre los cánticos de los seguidores azules destacó el canto de la Salve que se interpreta en las fiestas patronales de Tafalla.

JOSÉ MANUEL ERRO. ANDORRA. ENVIADO ESPECIAL.


El himno de la Peña Sport sonó ayer en Andorra. El conjunto tafallés quería subir por méritos propios y en un partido serio en el que superó al Endesa por 0-2 dio el salto definitivo a la Segunda División B. Abrazos, alegría, lágrimas, y champán desbordaron ayer al final de un encuentro en el que los azules se olvidaron de una vez por todas de todas las frustraciones acumuladas en los nueve años anteriores de la liguilla.

El abrazo final entre la afición y los jugadores con el himno de la Peña a través de la megafonía del campo del Endesa quedará escrito con letras de oro en la historia de un club que accede por primera vez en sus 75 años de vida a la división de bronce del fútbol nacional.

Espoleados por la euforia


El equipo azul salió consciente de que tenía un cita con la historia. De hecho, en los primeros minutos el conjunto de Domínguez, tal vez espoleado por la euforia de una afición entregada que contrastaba con la frialdad mostrada la semana anterior en Tafalla, se dejó llevar hacia la portería contraria olvidando que la de ayer era una carrera de fondo. La Peña trató de superar en los primeros minutos la zaga turolense. Sin embargo, el equipo local se defendía con orden y enseñó sus garras en alguna acción aislada.

Los navarros llevaban el peso del partido, pero el tándem atacante formado por Carlos y Óscar Murillo no funcionaba con la precisión del domingo pasado y el peligro se quedaba en mero planteamiento sobre el césped andorrano.

Pasada la media hora, a la par que se conocía que el Lemona vencía por 1-0 al Miengo -lo cual afianzaba el ascenso de los azules- se producía la mejor triangulación de los de Domínguez y Óscar Murillo, desde el lateral del área, ponía un balón en el punto de penalti para que Sergio Amátriain fusilara al meta Pedro.

En la reanudación, alentados por el incansable "marijuano", la afición tafallesa, que ayer actuó de local en Andorra, dio alas a un equipo que veía que tan sólo le separaba 45 minutos de un sueño que se le había negado año tras año desde hace diez temporadas.

Sin embargo, el Endesa no quiso unirse a la fiesta y en el primer cuarto de hora algunos de sus hombres actuaron de forma bronca lo que motivó la expulsión del ariete local Roberto.

ascenso2.jpg (15879 bytes)A partir de ahí, la Peña se erigió ya en claro dominador de un partido en el que Juan Domínguez quiso dar entrada al capitán Muez para que disfrutara de los últimos veinte minutos del equipo en Tercera División. De hecho, al grito de campeones, campeones, el equipo azul comenzó a tocar el balón buscando abrir huecos en la zaga de un equipo absolutamente hundido, tratando de conseguir el segundo gol que diera mayor tranquilidad al equipo tafallés.

Sentencia de Javi Muez


Como no podía ser de otra manera, Javi Muez hizo el 0-2 y sentenciaba un encuentro para la algarabía de los incansables seguidores de la Peña Sport.

Los últimos cinco minutos Andorra se convirtió en una fiesta azul, con todo el banquillo, los aficionados y los jugadores esperando a que el colegiado pitara el final del partido para fundirse en el centro del campo en el abrazo que tantas veces se le ha bía negado al club tafallés.

La celebración sobre el césped se prolongó durante más de media hora con "manteos" para el artífice del ascenso, Juan Domínguez, y de un presidente, Alberto Palacios, que siempre ha apostado por lograr el ascenso.